Eurocopa 2024 KOHA.net

Suplemento de cultura

Libro para la casa de los libros.

Al leer el libro "Notas del bibliotecario" de Fadil Kroma, queda claro que fue precisamente el libro el que mostró, no en forma de metáfora, sino en realidad, la situación de los albaneses en Ulcinj y en Montenegro en general. Prueba de ello es el hecho de que el libro en lengua albanesa pasó por primera vez a formar parte del inventario de la Biblioteca de Ulcinj en 1969, gracias al compromiso directo de Fadil Kroma, al traerlo desde el "Renacimiento" de Pristina.

La publicación de diferentes libros, según los temas que tratan, representa un momento especial para el autor y el entorno relevante. Pero cuando el autor lo escribió estando jubilado, no cabe duda de que esa publicación cobra valor emocional en el gran público. Y no puede ser de otra manera, porque Fadil Kroma -fallecido el 11 de febrero de este año a los 83 años- tras su jubilación no permaneció estático, sino que recopiló material y lo sistematizó en forma de recuerdos para la época de su compromiso profesional como el número uno de la biblioteca popular de Ulcinj.

Por ello, gracias a su pasión, enfoque profesional y compromiso permanente, presenta su libro al público. "Notas del bibliotecario". El libro en cuestión, publicado en 2015, se suma a la serie de diferentes publicaciones de autores albaneses que abordan cuestiones que han sido preocupantes, pero en nuevas circunstancias, sin censura ni prejuicios.

Testigos de circunstancias sociales.

El libro en cuestión trata sobre los 130 años del libro y la biblioteca en Ulcinj. El autor ha utilizado una bibliografía selectiva, principalmente relacionada con la biblioteca de esta ciudad, ofreciéndonos datos interesantes sobre las bibliotecas personales de las personalidades de la época en Ulcinj. Este es también el período hasta la Segunda Guerra Mundial. Luego, se trata esta cuestión con datos más completos desde 1945, de los que se desprende que estamos ante un período dinámico pero también intrigante para nuestro tiempo. De manera especial, el autor aborda con todo detalle su etapa en la que dirigió la biblioteca hasta su jubilación (1967-2003), porque fue testigo presencial de las circunstancias sociales de la época.

El libro - indicador de la situación de los albaneses

Al leer este libro, queda claro que fue precisamente el libro el que mostró, no en forma de metáfora, sino en realidad, la situación de los albaneses en Ulcinj y en general en Montenegro. Prueba de ello es el hallazgo de que el libro en lengua albanesa entró por primera vez en el inventario de la biblioteca en 1969, gracias al compromiso directo de Fadil Kroma, quien los trajo desde el "Renacimiento" de Pristina.

Desde ese momento hasta 1981, fue la época de consolidación de la biblioteca con libros en ambos idiomas, serbio y albanés, siendo la única de su tipo en Montenegro. Si bien después de los acontecimientos de marzo de 1981 en Kosovo, el gobierno de la época se encontraba inmerso en la campaña antialbanesa, de la que el libro no fue una excepción.

Aislamiento de libros en albanés

Después de encarcelar a algunos profesores con procesos políticos organizados y sacarlos del proceso de enseñanza, no menos de 3250 libros fueron aislados de la Biblioteca de Ulcinj. Y este enfoque continuó hasta 1991, cuando fueron devueltos a los lectores, tras el colapso del sistema monista. Esta es una prueba evidente de que el gobierno de la época impedía la publicación de libros en albanés, independientemente de dónde se publicaran, de lo que se desprende claramente que la albananofobia iba en aumento, donde no faltaban las consecuencias para diferentes personas.

Dirigido al poder

El autor del libro en este período fue el objetivo de estructuras de poder especiales, porque se dedicaba profesionalmente a enriquecer la biblioteca, organizando diversas actividades culturales y artísticas, haciendo de la biblioteca un centro de cultura para todos sus amantes. En este aspecto, desafió las circunstancias de la época, basándose en el principio de que hace todo lo posible por el bien de los ciudadanos de Ulcinj.

El libro ofrece información interesante sobre la historia de la biblioteca, sobre el objeto, los empleados, las actividades desarrolladas, etc., siendo un registro de archivo en miniatura. Ni siquiera me equivoco si digo que algunos datos presentan archivos en miniatura que pueden ser ampliados y enriquecidos en otra eventual publicación, e incluso pueden ser inspiración para diversas investigaciones periodísticas.

Trato crítico y profesional.

El autor aborda temas relevantes sin subjetividad, sin ser conformista, sino crítico y principista como corresponde a una persona con imagen profesional.

En la última parte, el autor presenta fotocopiados algunos materiales valiosos en forma de álbum, enriqueciendo objetivamente su actividad personal, pero también la de la biblioteca en particular y la del Centro Cultural en general.

Gracias al contenido y tratamiento del tema, el libro "Notas del bibliotecario" demuestra la seriedad del autor hacia el libro en particular y hacia la biblioteca de la ciudad de Ulcinj en general.

Deseamos y esperamos que con la segunda edición de este libro se eliminen algunos errores técnicos y lingüísticos, pero definitivamente se complementará con otros datos que son necesarios para su publicación para el público en general.

Por lo tanto, esta publicación sin duda despierta el interés del público en general, porque se trata de un tema que por primera vez se trata en una publicación especial en lengua albanesa, no sólo en Ulcinj, sino también más allá.

Este artículo se publica con motivo de la muerte de Fadil Kroma (1941-2024), ex director de la Biblioteca de Ulcinj (1967-2003).