Eurocopa 2024 KOHA.net

Arber

Niños 'trabajadores' que mantienen a la familia

Fátima tiene 14 años. Vive en Fushë Kosovë y pertenece a la comunidad romaní. Terminó el quinto grado y luego no continuó sus estudios. Aunque todavía es una niña, trabaja los siete días de la semana, pasando hasta 15 horas al día en las intersecciones de las carreteras, limpiando los cristales de los coches.

Dice que envía el dinero que gana a casa, donde vive con su familia de ocho miembros. Como es el hijo mayor de la familia, dice que está obligado a trabajar. A pesar de su edad, Fatimja se siente adulta y no una niña.

"No soy un niño. Tengo 14 años de edad. Trabajo y gano hasta 10 euros al día. El trabajo que realizo es limpiar los cristales de los vehículos. Todo el dinero que gano lo envío a casa. Somos seis hijos. Sólo mi padre y yo trabajamos. El padre colecciona botellas y latas de vidrio que vende. Vivimos del dinero que ganamos", dice Fátima.

Hay muchos niños como Fátima que se ven obligados a interrumpir sus estudios y dedicarse a trabajar. Mientras tanto, en la comunidad gitana este fenómeno es más pronunciado.

Las organizaciones no gubernamentales que se ocupan de la protección de los derechos de los niños en Kosovo consideran que el estado actual de respeto de los derechos de los niños está por debajo del nivel deseado.

En la Coalición de Organizaciones No Gubernamentales para la Protección de los Niños (KOMF) dicen que son los últimos datos oficiales de la Agencia de Estadísticas de Kosovo los que muestran un estado insatisfactorio de los derechos de los niños en general en Kosovo.

Según los datos de que disponen, más del 10 por ciento de los niños en Kosovo realizan trabajos duros, mientras que casi el 7 por ciento trabaja en condiciones peligrosas. Esto es lo que dijo Klevis Vaqari de KOMF a Radio Free Europe. Según ella, en el índice que habla de protección infantil, que publicaron durante este año, se evidencia que el Gobierno es el que menos ha hecho por esta categoría.

Si se hace una valoración o puntuación de 0 a 1, que representan el mínimo y el máximo, el esfuerzo del Gobierno de Kosovo para proteger a estos niños, afirmó Vaqari, es del 0.1 por ciento.

"Las categorías de niños que trabajan en la calle son las más vulnerables. No sólo sufren abusos y pueden ser víctimas de trata, sino que también representan un riesgo potencial de sufrir diversas formas de abuso. Son niños abandonados. Podemos verlos en las altas horas de la noche, en el frío, así como en las altas temperaturas durante el verano donde enfrentan un riesgo constante, tanto para su salud física como mental. También pueden ser presas o víctimas potenciales de abusos psicológicos, físicos y también sexuales", afirma Vaqari.

"Se ha hecho muy poco por estos niños y se sigue haciendo muy poco. Faltan todos los servicios institucionales para hacer su retiro inmediato de la calle”, enfatizó.

Por otro lado, Lule Beka de la Organización para Niños sin Cuidado Parental OFAP, que protege a los niños sin cuidado parental que son maltratados y abusados, dice que su misión es identificar a los niños sin cuidado parental que trabajan duro y se albergan en familias.

Mientras tanto, para la categoría de niños que viven con sus padres pero se ven obligados a trabajar, dice que la organización OFAP no se ocupa de ellos, ya que no está previsto en el programa.

"Nos ocupamos de la protección de los derechos de los niños. Los niños identificados sin atención ya han sido ubicados en familias de acogida. Nuestro equipo psicosocial, formado por personas de los campos correspondientes, trabaja con niños. "Actualmente hay 42 familias que ya tienen niños sin cuidados", afirma Beka.

"Ahora a los niños que están en refugios familiares no se les permite trabajar, tienen una vida normal. Cuando se solicita ayuda para los niños, enviamos psicólogos, pedagogos y otros en función de las necesidades de los niños", subrayó Beka.

Sin embargo, Kosovo sigue sin tener una ley para la protección de los derechos de los niños. Los funcionarios del gobierno ya han declarado varias veces el proyecto de ley para la protección de los niños, desde el punto de vista profesional está completado y se han llevado a cabo todos los trámites en el aspecto institucional, pero se espera que sea aprobado por el Gobierno de Kosovo. .