Eurocopa 2024 KOHA.net

Arber

La ONU advierte de nuevas "atrocidades" en Birmania

el jefe de la agencia de la ONU, Volker Turk

La agencia de derechos humanos de las Naciones Unidas ha dicho que está "profundamente alarmada" por el regreso de la violencia en la región de Rakhine en Birmania [el estado también conocido como Birmania], y ha advertido de nuevas "atrocidades".

Los combates se han extendido en Rakhine desde que el ejército de Arakan atacó a las fuerzas de seguridad en noviembre, poniendo fin a un alto el fuego que estaba vigente desde un golpe militar de 2021.

"Estoy profundamente alarmado por los informes sobre un retorno de la violencia y la destrucción de propiedades en la región de Rakhine, en el norte de Birmania, que ha provocado el desplazamiento de decenas de miles de civiles, principalmente rohingya", afirmó el jefe del Agencia de la ONU, Volker Turk, a través de un comunicado.

Turk ha dicho que las Naciones Unidas tienen como objetivo recopilar información sobre "violaciones graves".

"Con las altas tensiones entre las comunidades étnicas residentes de Rakhine y Rohingya, que son constantemente instigadas por el ejército, este es un período crítico, ya que el riesgo de nuevas atrocidades es agudo".

El Ejército de Arakan es uno de los muchos grupos étnicos armados en las regiones fronterizas de Birmania que han luchado contra el ejército desde su independencia de Gran Bretaña en 1948 por la autonomía y el control de los recursos naturales.

El ejército de Arakan afirma que está luchando por una mayor autonomía para la población étnica de la región de Rakhine.

Los combates se han extendido a 15 de los 17 asentamientos desde noviembre del año pasado, y desde entonces cientos de personas han muerto y alrededor de 300.000 han resultado heridas.

Turk ha pedido al vecino Bangladesh que aumente la protección de "las personas vulnerables que necesitan seguridad".

Los enfrentamientos entre el ejército de Arakan y el ejército estatal en 2019 provocaron el desplazamiento de unas 200.000 personas,

En esa región, el ejército del estado lanzó una ofensiva contra la minoría rohingya, y ahora un tribunal de las Naciones Unidas está manejando un caso bajo sospecha de genocidio durante ese período. /REL